lunes, 19 de julio de 2010

Mar ::: Elena Álvarez

··········

MAR, EL MAR, LA MAR.

La de los días de lluvia, la de los días de lluvia.... repetía continuamente.

Sus hijos asombrados y excépticos la miraban, sin saber lo que quería decir,

sin poder imaginar que su madre dentro de la espiral de la demencia,

seguía recordando aquéllas tardes, de hace ya 40 años .

Escuchaba sus risas, sus gritos gozosos al correr por la playa detrás de sus hijos,

jugando sin parar, en el mar,

el sonido de las olas,

sobre todo... aquélla brisa,

la de los días de lluvia, qué bailaba al son de la mar.

La seguía sintiendo, no recordaba nada, pero no olvidaba esa brisa,

rozando su rostro curtido por el tiempo.


No olvidaba el mar, la mar, su mar.



Autora: Elena Álvarez
Tema: Mar
Técnica: Texto
Realización: Julio 2010

··········

5 comentarios:

Gerardo Martín Pujante dijo...

Tu texto es un homenaje al sentimiento desnudo, no escondido en palabras retorcidas o metáforas difusas. Es directo, es claro, es limpio. Un texto que muestra una realidad que salpica de tristeza, la de aquellas personas que se han perdido en su mundo interior, aunque a veces como muestras en tu texto, se han perdido en un recuerdo bello y eterno.

Muchas gracias por este texto.

Sinceramente, esto debe hacerte reflexionar y quitarte el miedo a escribir. Demuestras que si sabes expresar.

Un saludo.
Gerardo

Elena dijo...

Gerardo, eres muy optimista respecto a mí, lo de escribir, lo dejo a los expertos.
Muchas gracias por describir, también mi micro-relato.
Elen.

Lidia dijo...

Una muestra poética de la selectividad de la memoria

Elena dijo...

Lidia, muchas gracias por tu comentario. Es cierto, la memoria es una desconocida, al igual que no sabemos por qué olvidamos momentos "inolvidables", recordamos aquéllos días, horas o minutos, de hace tanto tiempo, como si fuese en éste mismo momento.
Gracias Lidia.
Elen.

CumbresBlogrrascosas dijo...

La de los días de lluvia, la que no cree en sí misma, la que dice que no es pintora, la que dice que no escribe... la que será grande cuando rompa el caparazón bajo el que se esconde, ese caparazón que la cubre de la lluvia, bajo el que guarda toda su fuerza creativa...