miércoles, 20 de octubre de 2010

Noche ::: Javier Valls

··········



Autor: Javier Valls
Tema: Noche
Título: Beijing, la nuit
Técnica: Fotografía
Realización: Agosto 2009

··········

7 comentarios:

··· Colectivo TocArte ··· dijo...

Me parece una fotografía estupenda, llena de luces, que ofrecen a la persona que la observa, un movimiento contínuo, sin embargo, la mitad hacia arriba, se vé esa oscuridad, propia de la noche, de la soledad que a veces implica, y de la sensualidad que nos trae ella misma.
Gracias Javier.

Elen.

Gerardo Martín Pujante dijo...

Siempre me ha fascinado este tipo de fotografías, de las ciudades al caer la noche, cuando sus perfiles se definen mediante luces y destellos.

Me gusta mucho tu fotografía Javier.

CumbresBlogrrascosas dijo...

Gracias, amigos. Esta fotografía tiene un significado especial para mí, aunque no es la única, ya que la hice en el que yo denomino "el viaje de mi vida", cuando fui a la China a recoger a mi hijo. Yo, claro está, en este caso veo más allá que vosotros, y lo que estoy viendo en esta foto es que en ese instante estaban a mi lado mi mujer y mi hijo, en un momento irrepetible e importantísimo en mi vida. Las fotografías no sólo son lo que se ve en ellas, sino lo que te hacen sentir —como cualquier otra manifestación artística—, ya sea como autor o como espectador.

Gracias a los dos.

ELENA LAGUNO dijo...

HOLA JAVIER! DESPUÉS DE TU EXPLICACIÓN, LA FOTO TOMA AÚN MÁS SIGNIFICADO.
DE LA FOTO, HE DE DESTACAR LOS REFLEJOS DE LAS LUCES, PORQUE ES TAMBIÉN EL REFLEJO DEL MOVIMIENTO DE LA CIUDAD DE BEIJING EN LA NOCHE.

BUENA ELECCIÓN DE LA FOTO!

SALUDOS, ELENA LAGUNO.

CumbresBlogrrascosas dijo...

Gracias, Elena; es una foto que me gusta por sí misma pero, como decía antes, para mí va mucho más allá de lo que se ve en ella. Posiblemente, si hubiera sido solamente un turista en Beijing, no revestiría para mí la importancia que tiene, siendo exactamente la misma fotografía.

Lo que para unos es arte —concepto cada vez más subjetivo, incluso prostituido—, para otros es simplemente recuerdo, y viceversa. Para hacer esta foto no hice ningún preparativo especial, sencillamente disparé la cámara. El que haya salido aparente es obra de la casualidad. Digo esto porque no quiero arrogarme méritos que no me corresponden, y decir que es una instantánea, sin más, y que la envié al colectivo porque creo que ilustra bien el tema, no porque la considere ninguna obra de arte. Además, mi fuerte, aunque me gusta, no es la fotografía, sino —quiero pensar— que es la literatura. Y puestos a hacer confesiones, os diré que todavía no he podido —o no he sabido— poner por escrito mi experiencia y el cúmulo de sentimientos que me invaden como padre adoptante. Estoy expectante esperando a que llegue el día en que lo pueda escribir, y poderlo compartir con todos vosotros.

Un beso, y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Me ha sorprendido ver esta fotografía. Sabiendo que la noche es para dormir... (supuestamente, claro), está despierta la ciudad, con ese rastro de luz que aparece y personajes que aparecen.

Me alegro por vosotros :)
Abrazos, Charo

CumbresBlogrrascosas dijo...

La noche, Charo, es para lo que uno se proponga, y tiene tantos matices, o más, que el día, sólo que permanecen más ocultos a los ojos convencionales; de ahí, quizá, la fascinación que suelen ejercer este tipo de fotografías sobre la mayoría de los mortales que "perdemos" la noche durmiendo, porque al día siguiente hay que atender a todo lo que conforma nuestra vida.

Gracias por comentar.

Un beso.